Concentraciones Contra la Subida de Tasas, los Despidos y la Mercantilización de la Universidad

Logo CNT UCM

CONCENTRACIONES:

6 de noviembre, 13:30h, Edificio de Alumnos de la Universidad Complutense.
8 de noviembre, 13:30h, Rectorado de la Universidad Autónoma. CANCELADA ANTE LA CONVOCATORIA DE HUELGA PARA ESE DÍA
13 de noviembre, 12:00h, Rectorado de la Universidad Carlos III (Asamblea).

El “sueño” de la Universidad hace mucho que dejó de ser sueño, para transformarse en pesadilla. Más allá de todas las campañas de marketing que pretender dar una imagen de la institución universitaria como un centro de saber, cultura, investigación, formación y aprendizaje, se encuentra la cruda realidad: la Universidad no es sino una institución más del Capital y del Estado, un centro donde el saber muere ahogado por el academicismo burgués.

Hace uno años, la Universidad ya era elitista, restrictiva en su acceso por sus elevadas tasas; una herramienta de formación de trabajadores para las empresas que necesitaban de una mano de obra cualificada según las necesidades del mercado; un centro de difusión de los valores de la clase dirigente, más o menos progresista, pero siempre en consonancia con la ideología del sistema. De un tiempo a este parte (Planes como la LOU o Bolonia), y en la más reciente actualidad (la brutal subida de tasas), la Universidad no ha hecho sino ampliar su elitismo, ser aún más restrictiva (clasista y xenófoba, ya que imposibilita su acceso a las personas más pobres) y un instrumento del mercado más eficiente para moldear a la futura clase trabajadora acorde a las necesidades del Capital.

Por todo esto, nosotros, como anarcosindicalistas y anarquistas, no queremos volver a la Universidad de antes. Porque era una Universidad que seguía siendo un instrumento del Capital y del Estado. Los ataques y reajustes que está sufriendo la Universidad pública se deben a un proceso de “actualización” que va en consonancia con los cambios estructurales que el capitalismo está experimentando en los últimos años. Luchamos por una enseñanza libre, autogestionaria y antiautoritaria, donde todas las decisiones se tomen desde la horizontalidad que sólo la asamblea garantiza.

La privatización y la mercantilización –o sea, la transformación de la Universidad pública en una empresa, donde las entidades privadas hagan con ella lo que quieran– es un proceso que viene de muy atrás, orquestado y puesto en bandeja por el Estado. Por supuesto, este proceso, no sólo afecta a los estudiantes (“clientes”), sino que tiene repercusiones en las condiciones laborales del personal de la universidad: PAS, PDI, becarios, personal laboral no docente… toda la comunidad educativa sufre la precarización de sus puestos de trabajo. Nuevamente, son los trabajadores a quienes les toca pagar los cambios y transformaciones que el Capital impone.

Rectores y decanos, así como las cúpulas de las burocracias sindicales (CCOO y UGT) juegan un vergonzoso papel de doble moral en este proceso. ¿Quiénes sino son los encargados de aplicar dichas reformas? La burocracia universitaria, a saber: los rectores y decanos y demás figuras satélites de estos. Su asquerosa farsa de “oposición” a la última subida de tasas ya no engaña a nadie. Sus excusas de “recortes en el presupuesto por la crisis económica” para despedir trabajadores y empeorar las condiciones de trabajo en la Universidad no hace sino destapar lo que realmente son: patrones. Por otra parte, no olvidemos que CCOO y UGT no dijeron NADA cuando el Plan Bolonia fue implantado –a pesar de servir como base para la precarización actual de las condiciones de trabajo la universidad–. CCOO ha apoyado a rectores como Carrillo en la UCM, obviando el conflicto sindical que nuestro Sindicato mantenía y sigue manteniendo con esa Universidad y su rector por el reconocimiento de los trabajadores becarios como
trabajadores. Por eso y su larga lista de traiciones, nos declaramos como enemigos de esoos Sindicatos de Estado y los queremos fuera de nuestra lucha.

Nosotros, como estudiantes y trabajadores organizados en CNT-AIT, apostamos por la lucha sin tregua en las Universidades y en las calles. Pondremos en práctica la acción directa, a saber: la acción de nosotros mismos, como afectados, libres de dirigentes sindicales o estudiantiles y de cualquiera figura que acapare privilegios, como los liberados sindicales. Rechazamos de plano las propias instituciones burocráticas de la Universidad (decanos, Juntas de Facultad…) por ser gestoras de la Universidad del Capital y el Estado y por representar una farsa de supuesta canalización de descontento generado: debemos rechazarlos y reforzar el espíritu asamblearista que en la Universidad empieza a gestarse. No demos ni un respiro. Boicot a los actos institucionales de la Universidad mientras sigan los recortes y las últimas medidas vigentes en subida de tasas; luchemos por la huelga indefinida.

Fuera burócratas de la lucha.

Por la autoorganización de trabajadores y estudiantes
mediante el asamblearismo y la acción directa.

CONCENTRACIONES:

6 de noviembre, 13:30h, Edificio de Alumnos de la Universidad Complutense.
8 de noviembre, 13:30h, Rectorado de la Universidad Autónoma. CANCELADA ANTE LA CONVOCATORIA DE HUELGA PARA ESE DÍA
13 de noviembre, 12:00h, Rectorado de la Universidad Carlos III (Asamblea).