[Otoño libertario] Breve crónica del coloquio "Aprender sin escuela"

El pasado sábado, en los locales de Tirso de Molina, enmarcada dentro de los encuentros del Otoño Libertario de la Federación Local de Madrid de CNT-AIT, tuvo lugar la charla-debate sobre Desescolarización, coordinada por el Sindicato de Enseñanza e Intervención Social.

Con precisa impuntualidad CeNeTera, sobre las 17:15h, un buen número de asistentes al evento se dispusieron a compartir pareceres con Fernando O., persona que participa activamente en el movimiento de no escolarización en el Estado español.

Y decimos bien, “compartir pareceres”, porque lo primero fue descodificar el marco comunicativo habitual de conferenciante-experto y público pasivo receptor de su sabiduría que interacciona solo parcialmente para resolver dudas o aportar matices a lo dicho por el ponente. Si se trataba de criticar el sistema educativo concebido como sistema transmisor de valores autoritarios, se debía empezar por el acto mismo que estábamos dispuestos a construir entre todos. Así pues, sin tarimas, mesas, ni otros instrumentos separadores de por medio, nos dispusimos a compartir pareceres sobre lo que se entiende o se conoce como desescolarización, o escuela sin escuela.

Para ello, se propuso el debate en torno a ejes argumentales como que la no escolarización nace y surge de una crítica a la escuela, entendida esta como transmisora de unos valores autoritarios e instrumentalizados al servicio del Capital y la reproducción de su sociedad de producción capitalista; ello nos llevó a pensar que la no escolarización no puede ser simplemente sustituir los tiempos y organización de la escuela para reproducirlos, aunque sea de manera flexible, en el seno de la unidad familiar. Por último se propuso el eje de valorar el marco jurídico y legal actual en el que se mueve el movimiento de desescolarización y su posible construcción como una crítica sistémica, no solo escolar sino general de nuestra sociedad, y por tanto su realización como movimiento de resistencia civil organizada frente al Sistema.

Los asistentes, en constante debate participativo, profundizaron juntos en todo ello durante unas tres horas. Cosas quedaron apuntadas, como la consideración de la familia como órgano jerárquico igual que la escuela; la vida siempre en un marco contextualizado y por tanto la transmisión implícita o no de valores y límites; posibilidades de pedagogías libertarias a desarrollar en la escuela sin escuela;… que podrían ser abordadas en próximos encuentros, ya que el debate no se agotó en este encuentro.