24O - Huelga General en Educación

Una huelga más, una mani más, una marea más… Nuevamente nos encontramos aquí convocados y convocadas por los mismos y las mismas de siempre y de la misma forma de siempre (sin consultar, sin preguntar, desde arriba, desde sus poltronas). En definitiva, el paseo de siempre.

La HUELGA… Siempre nos encontraremos del lado de los y las huelguistas. Sin embargo, al marcharnos a casa nos preguntaremos lo mismo: ¿Qué hemos conseguido? NADA.

Motivos sobran, razones tenemos. Es precisamente por ello que estamos aquí, no somos unos y unas esquiroles. Sin embargo creemos que estas huelgas testimoniales, estos paseos y procesiones verdes, no conducen a ninguna parte. Perdemos un poco de dinero, desahogamos un poco nuestro cabreo y nos tomamos alguna caña con compañeros y compañeras de otros años, el derecho al pataleo.

Si de verdad queremos un cambio radical (de raíz), si de verdad queremos que se nos oiga y que gestionemos los procesos educativos de nuestros propios centros, debemos dejar de ser meras comparsas de sindicatos que lo único que hacen es defender sus propios intereses, no los de los trabajadores y trabajadoras, de los niños y las niñas.

Estos sindicatos sólo actúan para defender sus propias estructuras, sus subvenciones y sus horas sindicales (liberados y liberadas). Prueba de ello da el rector de la UCM, José Carrillo, perteneciente a CCOO y siguiendo con la propia naturaleza de su sindicalismo y su posición hemos podido ver cómo ha vendido a los trabajadores y trabajadores de la universidad así como a los alumnos y alumnas.

Si de verdad queremos que se nos oiga, debemos gestionar nosotros y nosotras mismas nuestras propias protestas. En nuestros centros, en nuestras asambleas, en nuestros barrios. Una lucha de base y desde la base, pero una lucha seria, demostrando nuestro poder y nuestra capacidad.
Una tarde más, un pataleo más, dirigidos por unos sindicatos que simplemente nos agitan y enarbolan para defender sus intereses, pero que nos darán la patada cuando no les seamos útiles (ERE's de UGT aplicando la nueva reforma laboral).

Escuela Pública de Todos Para Todas, es un lema engañoso, se está defendiendo la Escuela Estatal de unos pocos hacia todas, desde arriba hacia abajo. Nosotros y nosotras defendemos una escuela pública desde todas y para todos, desde abajo, desde los propios niños y niñas, desde sus barrios, desde sus necesidades reales, desde la autonomía de los centros que puedan atender las necesidades reales de sus alumnos y alumnas, dependiendo de su entorno, de su realidad, de su clase social…

¡VIVA LA ANARQUÍA!